Tenemos reportes de que las primeras Monarcas llegaron a su hogar invernal el 3 de noviembre-  justo a tiempo- en las montañas al oriente de la Ciudad de México.  
¡Su increible ciclo de vida continúa!